Piedras en el camino

“Deja una piedra encima de ese montón de piedras de allá”, dijo el maestro. El discípulo tomó una piedra de por ahí, y la sumó al montón de piedras, que por poco lo superaba en altura. Siguieron caminando. “Maestro, ¿estamos yendo bien? Hace tres días que salimos y lo único que vemos son montones de piedras”, inquirió el discípulo. El maestro no lo miró, y dijo: “precisamente, esos montones de piedra muestran que aquí han pasado otros viajeros”.
 
Siguieron caminando muchos días y muchas noches, el discípulo pensando en cuándo llegarían a aquel lugar de conocimiento que el maestro había mencionado, y el maestro pensando en cuánto demoraría el discípulo en descubrir que aquel ‘lugar de conocimiento’ era el camino mismo.

2 opiniones en “Piedras en el camino”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *